reflexión y Videojuegos

- Blog Experience -

Realidad y los videojuegos: ¿Entienden los niños su diferencia?

Los mundos digitales no son reales, esta es una afirmación que todos podemos compartir cuando disfrutamos de la diversión que nos ofrecen los actuales medios de entretenimiento. En The Avengers se que por más que destruyan edificios, sus repercusiones solo están en la pantalla por medio de los efectos especiales y lo mismo sucede con novelas, series y más importante para nosotros, en los videojuegos.

Los videojuegos nos permiten vivir momentos donde, según palabras de nuestros estudiantes, podemos ser quienes queramos ser sin dejar de ser quienes somos. Desde mis pequeños acercamientos con los videojuegos, yo he construido y administrado ciudades, he salvado reinos, salvé el mundo, he cambiado la opinión pública frente a los cyborgs, he detenido innumerables organizaciones oscuras que quieren gobernar el mundo y tantas otras historias más que he vivido, pero al final del día cuando cierro el juego vuelvo a ser yo, solo que he aprendido cosas nuevas de los personajes que he acompañado y las historias que han vivido.

Actualmente estoy jugando un videojuego que se llama Assassins Creed: Origins, en este juego vivo la historia de Bayek un Medjai que viaja en busca de venganza por toda la antigua civilización egipcia, he tenido la agradable oportunidad de conocer la organización cultural de sus habitantes cuando se encuentran con la inmigración de la cultura romana y realmente se ve en sus calles y vestimentas el impacto cultural que conlleva el choque de estas dos civilizaciones. Este videojuego está increíblemente detallado en cada aspecto de la recreación de la cultura en ese momento específico, me sumerge en el día a día de esta civilización que al igual que nuestro país, cada región tiene un estilo de vida y ritos diferentes, como las historias que crean sobre sus dioses en cada región para motivar que sus habitantes cumplan con los dictámenes que sus dirigentes imponen en el pueblo. Esto me ha permitido hacer las mismas cosas que, según me promete AC:O, son las mismas que podría haber realizado un habitante de esa civilización en ese momento de la historia.

Por muy realista que los desarrolladores del videojuego hayan podido replicar el mundo que me presentan, sigo siendo capaz de diferenciar que eso que pasa en la pantalla se queda ahí dentro y tiene sus propias reglas, historia, contexto y habitantes; estas características no se desbordan hacia nuestra realidad por mucho que lo juegue, pues nuestra realidad tiene unas reglas socioeconómicas, físicas y químicas muy diferentes.

Pero obviamente, para nosotros es normal poder hacer esa diferenciación entre ficción y realidad, sin embargo siempre vienen a nosotros papás con la misma preocupación: “Lo que los niños ven en la pantalla lo pueden replicar en la casa o en el colegio”. Para mí esta problemática se relaciona con poder separar la narrativa en la pantalla y la realidad que vivimos, aunque claro, los niños puede que no sean capaces de hacer esta distinción porque no han pasado el suficiente tiempo en este planeta como para poder entenderla, es aquí donde entra el papel más importante en esta conversación, el papel como mediadores de los padres encargados de facilitar esta distinción en la mente de los niños frente a la narrativa de los videojuegos.

Con esto no quiero menospreciar el papel de las predisposiciones biológicas que afectan nuestras capacidades cognitivas, sino que quiero resaltar la importancia del papel del padre en esta parte del crecimiento de los niños y como cada uno debería interesarse en aprender de qué se trata el videojuego que sus hijos pueden estar jugando y hacer reflexiones fuera del videojuego frente a los sucesos que pasan en la historia y como estos los afectan emocionalmente.

¿Emocionalmente? ¿Un videojuego te puede afectar emocionalmente? Pues si, una historia que te capture lo suficientemente te puede hacer expresar sentimientos como la felicidad, la tristeza, la impotencia, la rabia y cada uno de la paleta cromática que son los sentimientos. Pero bueno este es un tema para otro día.

Para no dejar esta conversación como una rápida lectura de un artículo que encontraron en la masiva web, quiero que lleven este tema a sus hogares con dos simples preguntas que pueden hacerle a sus hijos:

¿Cómo se sienten sus hijos con las historias que viven en cada videojuego que juegan?

¿Hasta qué nivel ellos repetirán todas las acciones y decisiones que tomaron frente a esas situaciones?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de tu interés

La capacitación sin retos carece de emoción

La capacitación sin retos carece de emoción

La capacidad de los seres humanos para comunicarse ha superado los límites y las fronteras, nuestra inquietud por comprender los fenómenos y el buscar respuestas nos ha llevado a generar formas inimaginables de comunicación que nos conectan a lo largo y ancho del planeta.

La capacitación con videojuegos para el disfrute de las emociones

La capacitación con videojuegos para el disfrute de las emociones

La capacidad de los seres humanos para comunicarse ha superado los límites y las fronteras, nuestra inquietud por comprender los fenómenos y el buscar respuestas nos ha llevado a generar formas inimaginables de comunicación que nos conectan a lo largo y ancho del planeta.

Videojuegos: Rompiendo las barreras del lenguaje

Videojuegos: Rompiendo las barreras del lenguaje

La capacidad de los seres humanos para comunicarse ha superado los límites y las fronteras, nuestra inquietud por comprender los fenómenos y el buscar respuestas nos ha llevado a generar formas inimaginables de comunicación que nos conectan a lo largo y ancho del planeta.

Desarrollamos en todo aquel que quiera aprender, las competencias del siglo XXI de tal forma que potencien su capacidad analítica, creativa e innovadora. Enfrentando retos, resolviendo problemas y trabajando en forma colaborativa.

9 + 6 =

¿Quieres vivir una aventura y aprender? Llámanos 310 446 73 85 info@experiencesteam.co Cra 25 # 12 sur- 19 Medellín, Antioquia Colombia